La Ciencia y la Tecnología

La historia

El soporte científico de Toucan Eco existe desde 1834. Faraday publicó sus resultados sobre los principios del electrolisis observando que una corriente eléctrica que pasaba por una sustancia producía cambios químicos. En los años setenta el científico ruso Vitold Bakhir añadió sal a este proceso para crear una solución totalmente nueva, que se descubrió que tenía poderosas propiedades desinfectantes.

El proceso de creación de Toucan Eco?

La activación electroquímica es una forma de electrolisis. Es el proceso de pasar una corriente eléctrica, usando una célula especializada, a través de una solución de agua (H2O) mezclada con una pequeña cantidad de sal (NaCL) –de hecho, 1 g de sal por litro de agua–. La activación electroquímica descompone los compuestos en sus elementos básicos. La reacción se oxida en el electrodo cargado positivamente (el ánodo) y se reduce en el electrodo cargado negativamente (el cátodo). Esto hace que los 100 ppm de solución de cloro (FAC) estén disponibles con propiedades químicas cambiadas; un desinfectante potente pero seguro. Esa es la solución lista para usar, ya que algunos de los modelos dan lugar a una concentración mucho mayor, que después se diluye dispensada a 100 ppm. En el ánodo positivo, el hidrógeno y el oxígeno en el agua reaccionan con el cloro en la sal para producir la sustancia activa llamada ácido hipocloroso (HCIO), que es un potente desinfectante seguro. Esta solución quiere naturalmente volver a su estado original oxidando, por ejemplo, otra materia orgánica. Eso es parte de su eficacia. En el cátodo negativamente cargado, el sodio en la sal se combina con el hidrógeno y el oxígeno en el agua y pequeñas cantidades de cloruro en la sal, para producir una forma leve de hipoclorito de sodio. Este es un agente de limpieza suave.

La concentración de la solución

El rendimiento del desinfectante se mide normalmente por su concentración –partes por millón (ppm) de sustancia activa–, en este caso FAC (o cloro disponible gratuitamente). Muchos microorganismos se pueden destruir con una concentración de aproximadamente 20 ppm de FAC, mientras que el agua del grifo contiene entre 0,2 a 2 ppm. Toucan Eco está preparado para usar concentraciones de entre 70 a 100 ppm FAC según el modelo, que tiene una eficacia muy alta en la eliminación de microorganismos y representa el nivel óptimo para desinfectar y limpiar. Este es el equivalente a la concentración del 0,01%, es decir, el 99,99% de la solución es agua. Compara esto con la lejía doméstica, que tiene una concentración de aproximadamente 50.000 ppm o 5% –es 500 veces más concentrada que el Toucan Eco, pero no es más efectiva–.

Su eficacia como biocida.

El hipocloroso es el desinfectante más eficaz de la familia del cloro disponible. Es muy reactivo con cualquier microorganismo que pueda oxidar y dañar la membrana celular, penetrando rápidamente en la célula. Esto da lugar a una sobrecarga osmótica (simplemente un desequilibrio químico de una célula), lo que significa que la célula no puede mantener su estructura, se hace vulnerable al ataque y el hipocloroso reacciona con las proteínas celulares y el ácido nucleico. Por eso es por lo que es tan eficaz contra los norovirus, E. coli, MRSA y Listeria. Como el proceso funciona a nivel molecular, esto significa que los microorganismos son incapaces de acumular resistencia, algo que puede ocurrir con desinfectantes químicos. También tiene un efecto residual y sigue trabajando si se deja en superficies más tiempo, aunque se demostró que solo le lleva unos segundos matar microorganismos.

Vida útil del producto

La solución está diseñada para permanecer efectiva entre cinco y siete días. Después de esta etapa vuelve ligeramente salada el agua, que puede ser vertida o reactivada. Nuestro consejo es hacer todo lo que necesites para el trabajo de limpieza y, como es casi gratuito producirlo, no tiene sentido almacenarlo durante días. Basta con hacerlo bajo demanda.